Contamos con iglesias en el hogar donde se enseña, convive y se experimenta la presencia de Dios.